Todos deberíamos dormir desnudos, según la ciencia

Todos deberíamos dormir desnudos, según la ciencia

WTB 15 de marzo de 2016

Poco a poco se va acercando el calor y los días más largos. En nada las mantas volverán al armario y en muchas casas los pijamas se dejarán en el cajón. Llega la época más feliz para todos los que les guste dormir desnudos. Y los que no lo hagan, deberían aprender de ellos, ya que todo son ventajas. A saber:

Es bueno para el cuerpo
Cuando dormimos, la temperatura de nuestro cuerpo desciende. También baja la presión sanguínea. Estos dos hechos ayudan al organismo a descansar y activan el sistema digestivo, para que haga mejor su trabajo. Y no solo eso, el sistema nervioso también reposa y el cuerpo segrega hormonas como la prolactina, las gonadotropinas, la hormona folículo-estimulante, la hormona luteinizante y la hormona estimulante del tiroides.

Todas estas sustancias son básicas para regular el metabolismo, el crecimiento y la regeneración de tejidos. Es decir, ocurre una ola de reparaciones y ajustes que es necesaria para que podamos rendir al día siguiente en condiciones.

Al dormir desnudos estaremos contribuyendo a que ese enfriamiento del cuerpo se produzca de una manera más rápida y sin interferencias. La comodidad será mayor y por lo tanto, el sueño será más profundo: la circulación sanguínea se producirá sin la oposición de una camiseta ceñida o de un pantalón, y todo el proceso hormonal anteriormente descrito se producirá con más facilidad.

Además, utilizando la piel como único pijama podremos entrar en capas de sueño más profundas con una mayor rapidez. Y no solo eso. Un estudio publicado en 2014 demostró que dormir a más baja temperatura (sin el calor de la ropa, por ejemplo), ayudaba al cuerpo a activar el tejido adiposo marrón.

El metabolismo de los lípidos en este tejido genera calor en el proceso conocido como termogénesis: la grasa se va quemando para cubrir las necesidades energéticas del organismo. Es decir, que al dormir desnudos se quema más grasa acumulada.

Es bueno para la pareja
Al estar en contacto directo con la piel de la pareja, el cuerpo segrega más oxitocina, la llamada hormona del amor y del apego. Gracias a ella la sensación de sentirse amado aumenta. Por no hablar de la excitación que puede producir tener a la persona que más amas pegada en la cama. Todo son ventajas.

Las mujeres se pueden liberar del sujetador
Muchas mujeres duermen con sujetador porque creen que con ello pueden retrasar el descolgamiento que se suele producir con la edad en esa zona del cuerpo. Pero la realidad es que estar 8 horas sin esta prenda no tiene ningún efecto sobre esta situación. Así lo asegura Dan Mills, un cirujano plástico, en la revista Health.

En el caso de los hombres, también puede ser beneficioso, pero por otros motivos. Una ropa interior excesivamente ajustada puede afectar a la producción de esperma. Así que no hay nada mejor que dormir completamente liberados para evitar estos problemas.