Supersticiones

Los aghori: los monjes caníbales

Los monjes aghori de Varanasi (su religión es una secta del hinduismo y sus compatriotas los miran con recelo, asombro y miedo) son temidos en toda la India, por participan en banquetes de carne humana. Estos monjes residen cerca de los lugares de cremación en busca de iluminación espiritual, o bien habitan las márgenes que se encuentran cerca del río Ganges; donde constantemente flotan cadáveres.

Los miembros de ésta misteriosa tribu, devotos del dios hindú Shiva, practican el necro-canibalismo, y parte de sus rituales incluye el banquetes de carne humana, así como beber en cráneos humanos, masticar cabezas de animales vivos, así como meditar sobre los cadáveres en busca de iluminación espiritual.

Por su prácticas son temidos en toda la India, pues pueden predecir el futuro, caminar sobre el agua y realizar profecías malignas Los aghori también creen que sumergiéndose sin perjuicios en lo que otros consideran tabú o perturbador, están en el camino correcto para alcanzar la iluminación. También piensan que el canibalismo les confiere poderes sobrenaturales, así como beneficios físicos tales como evitar el envejecimiento.

Para estos seres, el cuerpo carece de importancia, ya que la carne y la sangre son simplemente transitorias, por eso se rodean de muerte y decadencia. Es esta una de las razones principales por las cuales viven en los lugares de cremación (los cuerpos son cremados y esparcidos en el río sagrado Ganges, pero algunos cuerpos, los más pobres, son tirados al río sin cremación), donde se dice que moran el dios Shiva y la diosa Kali Ma; alimentándose de lo que otros tiran.

Para ellos, un cadáver no es más que materia natural que carece de la fuerza vital que alguna vez tuvo. Con el consumo de carne humana, prueban que nada es profano ni está separado de Dios, y que la materia muerta simplemente pasa de un estado a otro.

La tribu bebe alcohol en cráneos humanos (conocidos como kapalas), y se dice que beben orina y comen también materia fecal. Actualmente solo quedan 20 viviendo en Varanasi, pero en el siglo XIX se contaban por cientos.

.