Purificación con los Elementos

Nuestras emociones, las de las personas que nos rodean, así como el entorno donde nos encontramos, tienen un gran impacto sobre nosotros y la energía de nuestro cuerpo. Por ejemplo, si pasamos tiempo en una situación o lugar estresante, acumulamos energía negativa en nuestro cuerpo. Sin embargo, la Purificación espiritual con los cuatro elementos (aire, agua, fuego y tierra), nos permite conservar un alto nivel de energía, y por lo tanto, una mayor calidad de vida.