Multidimensional

La base principal y piedra angular sobre la que gira esta Escuela de Sabiduría e Iluminación que es Sangham, tiene su fundamento en las enseñanzas de Ramtha el Iluminado, el Señor del Viento, y una entidad de más de 35.000 años de antigüedad. Su energía, inspiración, alegría y presencia me nutren y me revitalizan de una manera total y absoluta a fin de poder crear y manifestar en mi vida todas aquellas cosas que deseo.

Los textos que aparecen a continuación son su obra y enseñanza.

QUIERO QUE HAGAS UNA LISTA. Por Ramtha.

Un ejercicio práctico que Ramtha denomina: “Delineando las fronteras de tu aceptación” consiste en integrar estas bellas enseñanzas que a continuación transcribo y que a mi tanto me gustan. Ellas dicen así:

Quiero que hagas una lista de todas las cosas en las que sí crees en una hoja de papel, en particular aquellas cosas que eres capaz de hacer. Haz una lista de aquello en lo que sí puedes creer, en lo que sí crees, y de lo que has logrado hacer. ¿Qué es lo que sí aceptas? Quiero que hagas una nota al lado de cualquier cosa de tu lista, o de todas aquellas cosas que has manifestado y experimentado intencionadamente.

La razón por la que te pido que hagas esto es porque te demuestra lo que eres capaza de experimentar. Te muestra tus parámetros, que tan limitado o ilimitado eres, y la verdad que serás capaz de manifestar dentro de esas fronteras.

Quiero que le des un vistazo a tu lista. Teóricamente, si te dijera que hicieras un símbolo en una tarjeta sobre cualquiera de esas cosas en tu lista, y fueras sincero y te enfocaras en eso, entonces sucedería, se manifestaría. Si te enfocas en lo que aceptas, y entre más humilde seas para aceptarlo, más rápido y grandiosa será tu realización.

Con lo que te he enseñado acerca de la imagen hasta este punto, puedes entender la importancia de ser humilde ante un concepto y de ser como un niño pequeño. Ahora entiendes por qué es más fácil para un niño pequeño entrar en el reino de los cielos que para ti, un adulto. Estás empezando a entender que tu imagen está impidiendo tu progreso. Manteniendo esto en la mente, cuanto más incrédulo eres, menos y más lento te interesa, más perezoso y más lento eres para motivarte y responder. Esto es porque tienes que extraer un concepto que el cerebro ha almacenado en su memoria química de un potencial que ya ha sido negado por la imagen. Tienes que sacar eso y ponerlo al frente de tu enfoque, cancelando todas sus declaraciones.

La razón por la cual tienes dificultad para inspirarte (la razón por la cual tienes dificultad para responder y por la que eres perezoso, en verdad) y tienes tantas otras cosas estorbando tu camino, es porque ese concepto singular ya ha sido etiquetado y bautizado como algo inaceptable. Ha sido rechazado.

Cuando extraigo de tu memoria un concepto que intentaste experimentar alguna vez pero no tuviste el conocimiento o la confianza suficiente dentro de ti, y fracasaste rotundamente, como habías esperado que lo harías, entonces ese concepto ya sido recubierto y codificado con este edicto: No va a ocurrir. Estamos tratando de extraerlo y llevarlo hacia adelante e intentamos inspirarte. ¿Por qué no puedes inspirar? Porque hay un juicio en contra de ese potencial.

Si hago que te enfoques en algo y no tienes ganas de enfocarte en eso, ¿qué es aquello dentro de ti que no quiere hacerlo? Esto sucede porque no crees en ello.

Cuando te pido que mantengas puras las enseñanzas, eso es exactamente a lo que me refiero. Cuando mantienes las enseñanzas puras y las internalizas, te mueves entonces a tu siguiente experiencia y experimentas eso. Tomas la filosofía, la aplicas teóricamente a una experiencia, y cuando funciona, obtienes la magia como resultado de la experiencia. Te has desecho de la imagen de una vez por todas.

Esto funciona, pero cuando no estás listo para ello, tratas de hacer que suceda y utilizas sabiduría convencional, o lo comentas con alguien más y ellos lo alteran con su percepción y sus edictos. Cuando regresa a ti, está cubierto con su opinión y ¿dónde se formó su opinión? En su rejilla. Si esa persona no tiene conocimiento de la experiencia, no tiene sabiduría, solo palabras vacías, y entonces la persona fracasa rotundamente en la experiencia. Y cuando la entidad fracasa porque no ha sido preparada para eso, el cerebro lo registra como una experiencia que es juzgada como algo negativo o como un fracaso.

Regresas a mis enseñanzas e intentas inspirarte de nuevo y encontrar lo que alguna vez tuviste dentro de ti. Y la única manera en la que podemos hacer eso es purificándolo. Para lograr purificarlo tenemos que llevarlo al frente y enfocarnos en ello a pesar de tu letargo y de lo que deseas. Tenemos que enfocarnos en ello frente a todo.

Cuando ha sido sostenido en enfoque y estás listo para experimentarlo en tu realidad, entonces ha sido purificado. A esto se le llama la purificación de fuego. Esto significa que tenemos que sacar a rastras esta maravillosa enseñanza de la memoria de tu mente, llevarla al frente y hacer que te entusiasmes con ella, pero tú no quieres hacerlo. Tenemos que mantenerla ahí en contra de tus hábitos tus ganas de comer, y todos tus apetitos sensuales. Tiene que ser sostenida ahí toda la noche.

Cuando se manifiesta poco después de esto es cuando la hemos purificado y la hemos hecho algo absolutamente aceptable una vez más en lugar de seguir negándola. Las enseñanzas han de mantenerse puras y han de guardarse dentro de ti. No las compartas ni las comentes con otros maestros porque si lo haces, las contaminaras y nunca podrán suceder.

Puedes manifestar cualquier cosa que aceptes. Vas a tener gran dificultad con aquellas cosas que no aceptes porque el cerebro humano está funcionando claramente en una modalidad tridimensional. El inicio de un maestro en la realidad tridimensional comienza con este concepto puro de que eres multidimensional. Solo estás bloqueado de una vida fantástica porque has sido contaminado y el concepto de lo desconocido te da miedo. Lo desconocido para ti es como morirte, y la razón por la que te da miedo morir es porque no puedes predecir lo que serás o a dónde vas a ir. No tienes control sobre eso porque perderás tu ser sensual que determina la realidad. Y si se descompone y se convierte en gusanos, ¿cómo serás capaz de ingerir tu próximo entorno?

Si no tienes un cerebro humano en el siguiente cuerpo después de la muerte, ¿cómo vas a ingerir la realidad? La razón por la que entidades se convierten en maestros es debido a que despliegan a su Dios y eso los hace inmortales. Pueden ahora mantener este cuerpo por siempre jamás como su vehículo de expresión pura sin tener que morir nunca más. La razón por la que han hecho eso es porque han abierto su cerebro a una superconsciencia que produce un estado de supermente. Esto se logra desactivando a la imagen. ¿Cómo logramos esto en mi escuela? A través de conocimiento (primero filosóficamente, teóricamente) y luego experimentando ese conocimiento.

Si tu mente ha sido solamente tridimensionalmente humana, ¿sería capaz de tomar conceptos extraordinarios de otra forma viviente y aun así registrar esa información en el cerebro humano existente? ¿La mente, se origina en el cerebro humano o es en realidad un producto de él? La mente es un producto del cerebro.

Muchos de vosotros aceptáis que podrías ser algo diferentes y tener una experiencia transcendental. ¿Acaso eso hace que tu mente dimensional? No, no lo hace. Eso expande la mente. Convertirte en otra criatura o en otro ser viviente dentro de un plano tridimensional continúa manteniendo tridimensional a la mente. Lo que sí hace es comenzar a derribar las barreras de la imagen.

Si te puedes convertir en el gran roble junto a un arroyo de plata líquida y conoces lo requerido para ejercer la magia de convertirte en el águila en las alturas sobre el viento, si sabes lo que se necesita para transformarte en una mariposa o en un búho blanco, entonces tienes la habilidad de transmutarte de esta forma de vida a otra y mejorar a esta forma viva en el proceso. Si puedes hacer eso, el principio fundamental de convertirte en una entidad multidimensional comienza cuando despertamos a esta consciencia, la sacamos del cuerpo, la colocamos en otra cosa, y la dejamos cobrar vida.

Si cobra vida y experimentas esa cosa, entonces estamos lentamente desapegando a la consciencia de este cuerpo, e incluso también lo estamos desapegando de este cerebro. Si logramos desligar a la consciencia de este cuerpo significa que nos hemos vuelto multidimensionales, y si podemos salirnos de este marco corporal, podremos salirnos de este tiempo.

Esta es la diferencia. Una mente multidimensional tiene la habilidad de experimentar en este momento la cúspide de la Gran Pirámide. Una mente tridimensional tiene la habilidad de experimentar la cima de la pirámide en dos días y medio. Si una entidad fuera capaz de convertirse en un ave y volar ahí en dos semanas, seguiría siendo una mente tridimensional, aunque sería una mente tridimensional ilimitada.

EN UNA MENTE DIMENSIONAL. Por Ramtha.

En una mente dimensional, si aceptas lo que vas a aprender y eres lo suficientemente humilde para aprenderlo, te voy a enseñar a ser una entidad capaz de poseerse a sí misma fuera de sí y poseer la menta de otra cosa. Para poder ser un roble o un águila, vas a tener que aprender cómo iniciar esa mágica, y en verdad es magia.

Una vez que te das cuenta de que puedes experimentar eso, voy a cerciorarme de que los mensajeros de lo que experimentes vengan a tu vida, de manera que se conviertan en un símbolo, no con el objetivo de que estén simplemente ahí, sino para que te digan a ti y a tu juez: “¿Ves?, esto es verdad”. Una vez que logre llevarte más allá de tus pensamientos limitados, vamos a trabajar en aquello que no crees y vamos a obligarlos que broten a la superficie. Voy a enseñarte cómo manifestar aquello en lo que crees.

Cuando te conviertes en alguien dimensional, tienes que dejar atrás el concepto de ser el cuerpo. Para convertirte en una entidad multidimensional, tienes que dejar atrás el concepto de lo físico y estar dispuesto a renunciar a esta imagen y sus ideales para poder correr con los vientos del mañana. Si no lo haces, entonces tendrás que vivir otra encarnación pensando que mis enseñanzas eran verdaderamente hermosas, aprendiste muchísimo, y enriquecieron tu vida, pero, nuevamente, nunca hicieron lo necesario para cambiar tu vida.

Los vientos del cambio son equivalentes al crecimiento porque la única manera en la que vas a obtener una vida más fantástica es al adquirir un poco más de conocimiento. Si no incorporas conocimientos dentro de tu manera de pensar (conocimiento fabuloso, conocimiento increíble) no contarás con el programa de la aceptación para poder enfocarte y manifestar esa realidad en tu vida.

Los constructores de sueños, los soñadores, son gente que se entretiene con sus fantasías y saben que están soñando despiertos. Han aceptado que sólo están soñando despiertos pero nunca van más allá y si te entretienes soñando despierto, así será también tu vida.

Si tuvieran ese paso adicional de conocimiento, entonces aquello en lo que se entretienen soñando despiertos se convertiría en su vida. Quiero que cambies porque quiero que sepas que eres más que solamente un montón de células y fluido, hueso y médula. Quiero que sepas que eres más que el cabello y los ojos, la saliva y la comida, la digestión y la indigestión.

Quiero que sepas que la consciencia y energía, el poder para crear , reside dentro de ti. Deja de enfocarte en tu carencia y enfócate en lo extraordinario. Deja de enfocarte en la supervivencia (enfócate en el conocimiento, ya que cualquier cosa que tenga prioridad en tu atención la vas a experimentar.

La razón por la que todos ustedes están atrapados en los viejos lugares de antaño es debido a que esos viejos lugares son tentadores porque son sensuales por naturaleza. Es por eso que ocupan tu cerebro. Tu cuerpo te está manejando en lugar de tu manejar al cuerpo. Cuando comprendes que tú puedes cambiar tu vida, enfócate en cambiarla y cambiará.

Enfócate en el gozo. Te aseguro lo obtendrás con las revelaciones y te embriagarás con los potenciales. Te aseguro que no querrás salir de tu enfoque, porque habrás encontrado el reino de Dios ya que tendrás el conocimiento. Las revelaciones te llegarán: “Estoy en medio de un fuego sagrado. Estoy en el ojo de Dios. Estoy aquí Dios mío, ¿qué es lo que yo sé? ¿Qué es lo que he aprendido? Déjame enfocarme en lo que he aprendido en el centro de este ojo para que en este enfoque fantástico llegue a saber que al permanecer en este lugar eso se va a manifestar para mí porque, Dios mío, ya ha sucedido”.

La razón por la que no vas a la cima de la Gran Pirámide es porque nunca has estado ahí conscientemente. Esforzarte en ir ahí físicamente significa tomar trenes de vapor, tiempo, preparativos, y manipulación. Cuando vengas a aprender la Gran Obra, ven emponderado con la aceptación de creer. Ven sabiendo que no hay cosa alguna que valga la pena no creer en ella. Si lo puedes creer, significa que lo puedes aceptar, y si vienes a mí con aceptación, podrás experimentar un realismo fantástico como lo experimenté yo.

LA INTELIGENCIA MULTIDIMENSIONAL.

Todo en el universo es energía y ésta energía vibra a muchas velocidades diferentes. “Dimensiones” son simplemente estados de conciencia que se definen de acuerdo con la velocidad a la que vibran. La velocidad a la que algo vibra atrae la realidad que está vibrando también a esa misma resonancia.

Por ejemplo, la realidad de nuestra Tierra vibra a una frecuencia muy lenta; tanto así que las partículas al encontrarse tan densamente compactadas hacen que las cosas aparenten ser sólidas. Los sentidos humanos generalmente no detectan nada más allá de las formas materiales.

Nuestra consciencia dimensional viene con un marco rígido de creencias y un conjunto de reglas que son relativamente inflexibles debido a la velocidad a la que vibran sus patrones de pensamiento coalescente. Debido a los miles de millones de personas que viven a partir de esta frecuencia de pensamiento colectivo, se ha creado un mundo entero que sostiene los reflejos de esos patrones vibratorios de creencia.

El programa de dualidad, por ejemplo, es una de las percepciones más grandes que nos encierra en nuestro diseño humano. Hemos sido condicionados desde nuestra niñez, por la forma en que vemos y percibimos las cosas, a considerarlas como si estuvieran divididas e incoherentemente desconectadas.

Realidades dimensionales más densas, como la que vivimos, operan bajo el concepto de linealidad y principios racionalizados. Nos mantenemos unidos por lo que vemos con nuestros ojos y por lo que podemos tocar, oler y escuchar. Hemos estado tremendamente limitados por lo que se entiende lógicamente. Existencias lineales y rígidas tienden a dar como resultado experiencias tales como conflicto, enfermedad, carencia y limitación.

Para vibrar más allá de esta densidad vibratoria, estamos operando desde una inteligencia fusionada de corazón-mente, en constante expansión de nuestra capacidad para ver más allá de la construcción lineal. Esto requiere un alto grado de estabilidad mental y emocional, de manera que no estemos influenciados o controlados por la ilusión de los sentidos materiales. También estaremos habitando dentro de nuestro corazón, en lugar de vivir en la sombra del patrón del miedo a la supervivencia.

En la conciencia multidimensional, vivimos a partir del conocimiento de nuestra interconectividad. Todo es considerado en igualdad porque todo es uno y lo mismo. Comprendemos que nuestro hermoso ser humano es perfecto y completo como un reflejo microcósmico del todo macrocósmico.

Podemos percibir más allá de la forma y de lo que los sentidos humanos le están leyendo al cerebro. La cognición viene de la percepción sensorial expandida y a través de una facultad sensorial más refinada de una vibración mucho más alta. Estamos en sintonía y recibiendo, no solo de uno, sino de muchos aspectos de nuestra existencia y desde muchas dimensiones de conciencia.

Cuando nos identificamos y vibramos con consciencia expandida, las paredes de la realidad encajonada se derrumban y realidades más fluidas se revelan. Desarrollamos la capacidad de estar conscientes y operar dentro de múltiples dimensiones simultáneamente.