Manipulación

ELECCIONES en AUSTRIA. MAYO de 2016

Las elecciones celebradas en Austria a finales de Mayo de 2016 fueron un auténtico fraude y una estafa monumental de la Partitocracia. Recientemente (1 de Julio de 2016) el Tribunal Constitucional de Austria acaba de decidir que la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Austria deben de volver a realizarse al apreciarse serias y fragantes irregularidades en el voto por correo.

Apenas 31.000 votos decidieron el pasado 22 de Mayo la presidencia de Austria. El partido ultraderechista FPÖ, que partía como favorito, perdió las elecciones por la mínima tras el recuento del voto por correo. Su candidato, Norbert Hofer, quedó por detrás del independiente y exportavoz de Los Verdes Alexander Van der Bellen, que sumó finalmente el 50,3%. Con el país partido en dos, el nuevo jefe del Estado apeló en su primer discurso a tender puentes y a superar las diferencias. La Unión Europea, preocupada por el auge ultra, respiró aliviada con la decisión de los austriacos.

Apoyado en la crisis de los refugiados, que ha llevado a Austria a 90.000 peticionarios de asilo el año pasado, y en la preocupación de muchos ciudadanos por el paro y la seguridad, el FPÖ alcanzó en la primera vuelta en abril el 35% de los votos, una marca histórica que lo situó a las puertas de la presidencia. Las urnas dejaron en segundo lugar a Alexander Van der Bellen, economista de 72 años, que llamó a los austriacos a no aislarse de Europa y advirtió contra las tentaciones del FPÖ de convertir el país en una “república autoritaria”.

Y es que prácticamente desde el día siguiente a las elecciones, numerosas organizaciones identitarias denunciaron el más que posible fraude en las mismas, principalmente a través del voto por correo, voto que aumentó de manera espectacular (sin ningún motivo aparente que lo justificara) de la primera vuelta a la segunda, y que finalmente provocó un vuelco en el resultado final que llevó a la victoria al candidato oficial pro-UE, izquierdista, pro-inmigración y ecologista.

No obstante, la decisión del Tribunal austriaco ha sido bastante salomónica, ya que dice que no hay pruebas de manipulación de votos, sino “chapuzas” e “irregularidades administrativas” en una serie de distritos austriacos. Hablan de recuentos empezados antes de tiempo, sin la presencia de los responsables de las mesas, actas irregulares, menores de edad votando…las preguntas que nos vienen son: si es así ¿Por qué una serie de “chapuzas” en unos distritos llevan a repetir las elecciones en todo el país?¿Por qué se cometen todo ese tipo de “irregularidades” si no es para manipular el voto?¿Van a investigar a fondo lo que ha pasado?¿Quién tomó las decisión de cometer todas esas “chapuzas”?

Parece que el Tribunal no ha querido decir la verdad del asunto para no provocar una crisis institucional aún mayor. Incluso se ha publicado en prensa que en algunos distritos no se contaron todos los votos por correo, sino que se hizo una preselección ¿qué diablos significa eso de “preselección” de los votos? El FPO, el partido anti-UE y anti-inmigración, el perjudicado por este fraude, calcula que todas estas irregularidades pueden haber afectado a más de 570.000 votos. ¿De verdad no ha habido manipulación de votos?¿Esto ocurre solo en Austria o puede pasar en otros países? Cada vez vemos más que esto es una farsa y que este régimen anti-europeo sólo permite “libertad” dentro del Matrix y siempre que la gente vote a sus opciones preseleccionadas y controladas. En cuanto eso no ocurre, se descubre toda la mentira.

A pesar de todo el esfuerzo de la Austria oficial para que los austriacos no votaran al FPO, a pesar del apoyo de todos los capos de la UE al candidato ecologista, a pesar de todas sus maniobras para manipular las elecciones, lo que aún queda de soberanía nacional austriaca ha impedido que se produzca este fraude contra los austriacos y contra todos los europeos. Esperemos que en la repetición de las elecciones los austriacos, como los británicos, como cada vez más gente por toda Europa, voten a favor de que las naciones de Europa recuperen su libertad y su soberanía, y que ese monstruo globalista y enemigo de Europa llamado UE pase al basurero de la historia cuanto antes.