Inmigración

Yoga Sangham no es ajena a la más reciente actualidad, como tampoco lo es cuando se trata de afrontar situaciones límites y de alto voltaje… como es lo que actualmente acontece y sucede en Europa con el tema inmigración.

Una realidad que en el fondo un Sistema Ilegítimo y Antidemocrático pretende y desea ejecutar a través de la llegada masiva de seres humanos a Europa a fin de poder de esta manera ejecutar su más completa acción destructiva y aniquiladora, para después tranquilamente proceder a su sometimiento y esclavización.

La posición frontal y militante de YogaSangham contraria a la inmigración y a la aculturización de un pueblo diverso como lo es el europeo, es una de sus banderas y señas de identidad que ahora con esta pestaña deseamos abrir y dar a conocer a los yogis y yoginis que no se dejan manipular por el discurso buenista, progre y capitalista pro mestizo y anulador de las voluntades y las diferencias.

Con el título de: “INMIGRACIÓN, ISLAMOFOBIA y MANIPULACIÓN” deseamos abrir esta primera parte de apoyo y solidaridad con el pueblo europeo que sufre los envites de la manipulación y el aniquilamiento étnico hasta unos límites y estratos que son inimaginables y realmente perversos.

El trabajo aparecido en la revista identitaria: areaidentitaria.blogspot.com.es, pertenece al gran estratega y militante identitario, Enrique Ravello. Su publicación aparecida en febrero de 2011 bien merece aquí una atención sostenida y comprometida.

1. INMIGRACIÓN, ISLAMOFOBIA y MANIPULACIÓN

Hemos querido dedicar este artículo a establecer las presiones necesarias sobre la inmigración y la islamización para evitar manipulaciones y señalar las estrategias necesarias para el movimiento identitario europeo.

Inmigración e Islamización

Para Guillaume Faye la inmigración es: «Llegada de poblaciones extranjeras a un territorio con el riesgo de sumergir a los pueblos autóctonos… La inmigración de pueblos extra-europeos a Europa constituye hoy en día una verdadera colonización de poblamiento. La palabra inmigración debe ser considerada como insuficiente, y ser reemplazada sistemáticamente por la de colonización (…) En el combate político e ideológico, no hay que utilizar las palabras del adversario, sino imponer nuestros propios conceptos, No estamos acogiendo “inmigrantes” estamos siendo colonizados por poblaciones extranjeras».

En definitiva la inmigración es el proceso de llegada masiva de millones de personas desde los más diversos orígenes a Europa. Su número y su capacidad provocarán una sustitución antropológica en Europa, de tal modo que los nativos europeos pasaremos a ser minoría en una Europa mestiza poblada mayoritariamente por árabes, asiáticos, subsaharianos o amerindios. Este conjunto de los inmigrantes no se definen por un criterio religioso: los hay católicos, musulmanes, animistas, confucionistas.

Un fenómeno de la intensidad de la inmigración-colonización por parte de masas inmigrantes del Tercer Mundo tiene efectos múltiples sobre toda la sociedad europea: desde lo económico hasta lo religioso, desde lo social hasta lo sociológico, seguramente el más llamativo (pero no el único) es la multitudinaria presencia de musulmanes, la construcción de mezquitas, la aplicación de la sharia, las ablaciones de clítoris, las mujeres tapadas con velos, los menús halal en nuestros colegios, la violencia musulmana, todo esto constituye lo que se ha venido a llamar la islamización de Europa, que no es el problema en sí, sino que son manifestaciones puntuales del fenómeno principal: la inmigración masiva de personas del Tercer Mundo hacia Europa.

La islamización también es en el fondo un problema étnico: Europa no se islamiza porque decenas de miles de europeos abracen la fe islámica, sino porque llegan millones de inmigrantes afro-asiáticos que quieren imponen su religión y sus costumbres.

¿Quiénes Son Los Culpables?

Las causas y los culpables son varios, enumeramos a los principales con nombre y apellidos.
La globalización, cuyo objetivo último es la creación de un único mercado planetario, implica la erradicación de cualquier noción de identidad y arraigo y la predisposición a abandonar la propia tierra en busca del «bienestar y los beneficios del mercado». La inmigración es consustancial a la globalización.

La pseudo-intelectualidad liberal-progresista y mundialista. Esta contra-élite creadora de opinión a modo de dogmas, lanzó desde los años 70 la idea de que «el hombre europeo era culpable». Culpable de todos los males del mundo habidos en el pasado y en el presente. Este «complejo de culpabilidad» ha dejado a la opinión pública europea sin argumentos para oponerse a la inmigración.

La clase política europea, preocupada como está por sus propios intereses, al tiempo que es ajena a los del pueblo, se ha convertido en una casta endogámica con una perspectiva no mayor que los cuatro años que dura cada legislatura. Clase política que es la responsable de haber abierto las puertas de Europa al tsunami migratorio, pero que al tiempo es una traición sin precedentes en la Historia.

La clase política y las elites dominantes tercermundistas y extra-europeas dicen: «Conquistaremos Europa con el vientre de nuestras mujeres», la frase del ex presidente argelino, Hauri Bumedian deja pocas dudas sobre la intencionalidad de la inmigración.

Los pueblos generadores de emigración son incapaces de lograr un sistema de vida estable que permita a su gente quedarse en sus países de origen manteniendo un nivel de vida digno.

Islamofobia y manipulación

La Segunda Guerra Mundial supuso la victoria militar e ideológica de la democracia liberal en Europa Occidental. Pocas décadas después (en los años 80) el sistema político vencedor entró en contradicción por el impacto de la inmigración del Tercer Mundo que ellos mismos habían propiciado.

Esta contradicción permitió sobrevivir a pequeñas formaciones políticas que habían surgido del bando perdedor en la SGM, pero que se movían en la marginalidad electoral, al tiempo que habían sido perseguidas e ilegalizadas. Cuando de repente estas agrupaciones se vieron en medio de una lucha y una aspiración de poder político real, el sistema reaccionó con boicots (contra los ministros del MSI en Italia o ante la presencia de Jorg Haider en el gobierno de Austria) e ilegalizaciones como en el caso del Vlaams Blok, partido ilegalizado por la “justicia” belga cuando era la formación más votada en Flandes. ¿El delito?: Asociación racista. El Vlaams Blok se refundaría con posterioridad en el Vlaams Belang.

Las maquinarias jurídicas, estatales, policiales y propagandísticas del sistema se han puesto en marcha para «desactivar» a estas formaciones. Y así, si en un primer momento se optó por la persecución y la ilegalización, en las últimas décadas se han visto éstas combinadas por una estrategia más sutil de manipulación. Una manipulación multiforme que consiste principalmente en dos tácticas que se completan entre sí:

a) De la anti-inmigración a la anti-islamización se intenta perseguir, penar y estigmatizar cualquier oposición a la inmigración en base a criterios étnicos y demográficos. Así, los partidos anti-inmigración sufren un acorralamiento estratégico del que no se puede salir más que deslizando la «anti-inmigración» a una simple «anti-islamización». De esta manera, el problema es que esta oposición a la islamización lleva volens nolens a un discurso basado en la defensa de los valores liberales y occidentalistas, precisamente los valores que han promocionado la inmigración.

b) Generalización y perversión del problema islámico. En segundo lugar manipulando y extrapolando el mensaje anti-islámico por parte de los intereses de potencias extra-europeas, principalmente Estados Unidos e Israel. Es curioso que mientras la llegada de miles de inmigrantes musulmanes a Europa es un hecho, también lo es que los Estados Unidos e Israel intentan legitimar con este anti-islamismo generalizado agresiones externas a territorios de pueblos árabes e islámicos que nada tienen que ver con la llegada de inmigración musulmana a Europa.

La tergiversación del problema islámico se puede constatar en iniciativas muy concretas como la web Politically Incorrect, a la que el presidente del FPÖ, HC Strache se refirió diciendo: «En suma, estos señores se han desenmascarado a sí mismos como un lobby pro-israelí».

En este sentido hemos de señalar el último disparate de Patrik Brinkmann, personaje muy ligado a PI y todas sus acciones, de proclamar la necesidad de crear una nueva OTAN con Europa, Estados Unidos e Israel para hacer frente a la «amenaza islámica mundial» o su intención de abrir una sucursal del movimiento anti-mezquitas europeo en Tel Aviv.

Semejantes ideas (y sus defensores) deben ser apartados radicalmente del movimiento identitario europeo.

2. ISLANDIA: UNA COMUNIDAD CONTRA LA OLIGARQUÍA GLOBALIZADORA

Por Anatoly Livry. El Manifiesto.com. 22-Junio-2016

Islandia, esta isla situada entre Europa y América, casi nunca es citada por los medios del Sistema. Algunos escandinavistas atribuyen esta omertà periodística a la decisión islandesa, adoptada en referéndum, de no reembolsar las deudas bancarias, a las que el pueblo islandés antepuso casi por unanimidad el bienestar de la nación.

Los analistas del caso islandés se limitan a este acontecimiento, apartándose seguidamente de esta tierra, y no sin razón. Porque si quisieran escrutar honestamente a Islandia desde el punto de vista de un filósofo, de un historiador, de un demógrafo o d un geopolítico, los gobernantes de nuestro mundo se verían obligados… ¡a echar una bomba atómica sobre esta isla! En efecto, toda su existencia es “criminal” a ojos de nuestras religiones contemporáneas que preconizan el mestizaje forzoso de los pueblos blancos.

Islandia es habitada por unas 350.000 personas, casi el 99% de las cuales se consideran “parientes”. Islandia prohíbe la inmigración de fuera de Escandinavia, lo cual significa una medida puramente racialista respecto a los extranjeros que acoge: tienen que ser del mismo origen, cultura y lengua que los autóctonos —lo cual no les impidió a los islandeses conceder excepcionalmente el asilo político y la ciudadanía a un profeta askenazi privado de su pasaporte estadounidense, Boby Fischer. La inmunda Convención de Ginebra de 1951 sobre los refugiados —convención totalmente inadaptada la humanidad de después de la Guerra Fría— no rige, de facto, en tierras islandesas: hay algunos “refugiados” que se encuentran temporalmente ahí, pero son expulsados los más rápidamente posible.

La Iglesia luterana de Islandia no está separada del Estado. Es más: se acepta oficialmente el arraigo espiritual y étnico, como lo muestra la autorización, otorgada hace cuarenta y tres años a los sacerdotes del panteón nórdico, de celebrar ritos de paso iniciático: nacimiento, matrimonio y fallecimiento.

Islandia es, pues, actualmente el perfecto ejemplo de cómo puede prosperar un pueblo nórdico que rechaza el mestizaje: es excepcional entre los islandeses la proporción de poetas, músicos y artistas; contrariamente a lo que sucede en las sociedades multiétnicas, casi no existen ni el paro ni la criminalidad violenta; son casi inauditas en el mundo occidental la belleza física y la resistencia psíquica de los islandeses.

Es precisamente gracias a esta solidez espiritual y a este comportamiento de un pueblo que se considera como una gran familia por lo que los islandeses han sabido resistir al terror financiero de oligarcas alógenos, prefiriendo una disminución significativa del salario medio y rechazando totalmente lo que los tiranos locos de la globalización llaman el “crecimiento”.

3. BREXIT: LA POLÍTICA DE INMIGRACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA HA FRACASADO, LOS EUROPEOS COMIENZAN A GANAR

Por http://www.respeto.eu – 24-Junio-2016

El triunfo del “Brexit” en el referéndum del Reino Unido ha cogido a contrapié a la mayoría de los comentaristas políticos y también a nuestros gobernantes, tanto aquí como en Bruselas. Todos habían vaticinado, sin demasiado fundamento, el triunfo “holgado” de los partidarios de quedarse en la Unión, posición defendida por elementos, en apariencia, tan dispares como Obama, Carmena, Merkel, Soros, Pablo Iglesias o Rajoy.

Desde Respeto queremos transmitir a Nigel Farage y al UKIP nuestra felicitación por el resultado, en tanto que su victoria significa un gravísimo toque de atención a las políticas de la Unión Europea, abiertamente neoliberales y al servicio del mundialismo. Políticas de recortes de derechos y soberanía y políticas a favor de la inmigración sostenida, masiva y, en realidad, sin control. No es necesario decir que sin la absurda política europea en la crisis de los refugiados y las concesiones a Turquía nunca hubiera sido posible el “Brexit”.

Ningún Estado puede sobrevivir obligado a asumir a todos los “refugiados” originados en todo el planeta como consecuencia de una enloquecida política estadounidense, de la misma forma que nuestros pueblos no pueden poner todos sus recursos públicos para mantener una masa creciente de inmigrantes que sólo benefician a las élites económicas.

Llegados a este punto, nuestros políticos y nuestros “creadores de opinión” pueden seguir empeñados en calificar de “insensata” la opción del “Brexit”, pero lo que no podrán ocultar es que una mayoría creciente de ciudadanos percibe las políticas de la Unión Europea como una amenaza para su existencia como europeos y como seres libres. Es hora de hacer valer que, lo que ellos desprecian con los calificativos de “populismo”, “euroescepticismo” y “patriotismo”, responde a problemas muy reales y concretos a los que la clase dirigente en general (no solo la clase política) se niega a prestar atención. Esta ola de descontento llegará a España y nosotros trabajamos para que así sea.

Los españoles nunca hemos tenido la opción a decidir si queríamos ceder nuestra soberanía a la Unión Europea. Con los años, y tras la crisis económica, los efectos de la pertenencia a la Unión no han sido tan positivos como los políticos nos cuentan: inflación derivada del euro, recortes en Sanidad, Educación y Servicios Sociales, impuestos desde los organismos comunitarios, especulación con nuestra economía por buitres financieros, pérdida de soberanía económica y legislativa, apertura total de fronteras…

Desde Respeto creemos que ha llegado el momento de abrir el debate y permitir que sea el pueblo, informado, el que decida si quiere que España siga siendo miembro de esa Unión de Bruselas o bien decida establecer nuevos tratados y alianzas con los países que considere, a fin de recuperar la soberanía económica y política, perdidas.

Los poderes políticos y económicos que campean por España no están interesados en facilitar esta consulta, en forma de referéndum, pero nosotros creemos que exigir este ejercicio de democracia es exigir respeto a los españoles.

4. El Dalai Lama piensa que hay demasiados inmigrantes en Europa

Por http://www.minutouno.com – 31-Mayo-2016

Tenzin Gyatso, el catorceavo Dalai Lama y líder espiritual del budismo tibetano afirmó que Europa recibió a demasiados inmigrantes y refugiados y que Alemania no puede convertirse en un país árabe, en una entrevista publicada este martes por el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

“El objetivo debería ser que regresen y ayuden a reconstruir sus propios países”, consideró en diálogo con el diario alemán, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

Muchos de los migrantes que llegan a Europa huyendo de las guerras y la persecución son musulmanes. Los países de Europa del Este en particular se han mostrado reacios a recibir refugiados por temor a que esto modifique su cultura predominantemente cristiana.

Sin embargo, a diferencia de partidos como el de derecha populista Alternativa para Alemania (AfD), que hace poco incluyó políticas anti islámicas en su manifiesto, el Dalai Lama remarcó que el islam es una religión fundada en el amor.

En cuanto a las facciones sunnitas y chiitas que se enfrentan en Medio Oriente, el líder del budismo afirmó: “No representan a todo el islam ni a todos los musulmanes”.