Infusiones

A los yogis y a las yoginis nos encantan las infusiones junto a una buena conversación, o junto al calor de una acogedora hoguera.AZAFRÁN: PARA CALMAR EL HAMBRE
Por su contenido en crocetina, el azafrán ayuda a reducir el apetito y el ansia por comer entre horas ya que aumenta la sensación de saciedad. También, a su vez, la crocetina estimula la producción de bilis, por lo que mejora las digestiones y previene la formación de piedras en la vesícula biliar.ALBAHACA: PARA UN ALIENTO FRESCO
Masticar unas hojitas de albahaca durante unos minutos ayuda a mantener la boca fresca y a eliminar también el mal aliento. Pero además, la albahaca tiene más usos: si secas las hojas y las añades al baño (o una gotas de su aceite esencial), te beneficiarás de sus efectos relajantes.

CLAVO: BUENO PARA PROBLEMAS DE ENCÍAS
Humedece un algodón con aceite esencial del clavo rebajado con un poco de aceite de oliva y frota con él las encías inflamadas o en las zonas donde duela una muela o un diente. Es muy rico en eugenol, un componente con propiedades bactericidas y antisépticas.

TILA: ALIVIA EL DOLOR MUSCULAR
Una infusión de tila no solo tranquiliza, también tiene efectos antiinflamatorios, por lo que disminuye el dolor muscular, la hinchazón y el dolor producido por golpes o torceduras. También ayuda a combatir infecciones de oído, urinarias y resfriados.

CANELA: PARA LA INFLAMACIÓN ABDOMINAL
La canela es un un ingrediente con propiedades digestivas que pueden apoyar la desintoxicación del cuerpo y el tratamiento de la hinchazón y los gases abdominales. Pon a calentar una taza de agua y agrégale una cucharadita pequeña de canela.

CILANTRO: PARA UNA BUENA DEPURACIÓN
Es muy efectivo para eliminar las toxinas acumuladas de nuestro organismo, favoreciendo así la correcta función de los órganos, la desaparición de la fatiga y los dolores en las articulaciones. Una infusión de cilantro puede ayudar a expulsar mucosidades del aparato respiratorio, estimular la producción de leche materna, mitigar la insuficiencia hepática…

COMINO: PARA ALIVIAR LAS ÚLCERAS GÁSTRICAS
Las lesiones de las mucosas que recubren el estómago se curan con infusiones de cominos machacados o enteros después de las comidas, pues estimula las secreciones estomacales y combate la bacteria H.pylori.