Clases

El objetivo que persigo a la hora de dar clases es que vivas el Yoga de manera intensa, instante a instante, anclandote en el aquí y en el ahora, de manera que puedas realizar cada acto de forma consciente y con total atención. Si consigues llegar desde un punto hasta el otro en donde antes no habíamos estado, seguro que la clase ya habrá sido todo un éxito. Y siempre me gusta añadir antes de finalizar: No dejes de buscar el Conocimiento.
Conectar con tu estado natural de profundo bienestar y alegría es posible, vivir y sentir la vida plenamente con humildad, prosperidad y amor es posible. Yo solo soy alguien que conoce otros caminos que en clase comparto contigo, y que luego tú te encargas de dar forma y adoptar a tu personalidad y necesidad según tus actitudes, criterios y disposiciones.Mis clases tienen como base aprender a conectar profundamente con uno mismo, partiendo de una verdadera toma de consciencia de todo cuanto sucede en el momento presente. Para ello trato de guiar la práctica hacia una actitud de atención y auto escucha que permite al alumno, no solo llegar a una buena comprensión de la precisión y de los detalles técnicos, sino que a su vez, le invito a profundizar cada vez más en el sentir y en la experimentación de una práctica verdadera de meditación en acción.

Compromiso y afianzamiento: Una vez que comienzas un camino con el cual te sientes cómodo y pleno, la formación y la continua transformación, perfeccionamiento y profundización de mi práctica con Maestros y Maestras que me inspiran enormemente, son la base sobre la cual me sostengo para seguir avanzando en un camino de auto descubrimiento de mi propia búsqueda interior. Búsqueda que deseo compartir y mostrar, pues para mí es muy importante enseñar y transmitir lo que practico, experimento y maduro por mi mismo, de lo contrario ello se convierte en enseñanzas huecas y vacías. En un mundo de ondas y de internet, teléfonos móviles y videoconferencias, a veces se peca de excesiva frialdad y conocimientos “enlatados” que no transmiten, pero que si le gustan mucho a los recaudadores y recolectores de lo monetario.

¿En qué consiste una clase de Hatha Yoga?: Una clase de Hatha Yoga incluye la práctica de diferentes asanas (posturas de Yoga), en las que integramos el movimiento con la respiración natural. De esta forma y mediante una actitud de plena consciencia con lo que estamos haciendo, la práctica deja de ser un ejercicio meramente físico, para promover una profunda integración del cuerpo y de la mente.

Lugar: Desde principios de Mayo de 2015 imparto clases de Hatha Yoga (nivel intermedio), Meditación y Cursos de profundización en el Yoga, todos los martes de 20’00 a 21’30 horas

¿Dónde?: Próximamente aparecerá una nueva dirección.

Aquí podrás perfeccionar tus conocimientos, mejorar tu estado de salud, encontrarte con gente con las mismas aspiraciones e inquietudes, y sobre todo, compartir un momento agradable y enriquecedor.

Este lugar es un espacio amplio y perfectamente acondicionado para disfrutar plenamente de la práctica del Yoga. El estudio cuenta con un ambiente cálido, confortable y acogedor, gracias a una estética cuidada y acorde que armoniza los sentidos y serenan la mente.

Asistencia regular y recuperación de clases:
Conviene que el alumno se inscriba en un horario específico. Si por cualquier motivo el alumno no puede asistir a alguna clase del día y horario establecido, siempre tendrá la posibilidad de recuperar la clase en otro horario (previa comunicación), mientras exista disponibilidad de plazas libres en el día y horario sugerido.

Las clases son recuperables dentro del mismo mes. Podrán recuperarse dentro del mes siguiente, siempre y cuando se comunique previamente, y el alumno se mantenga apuntado el mismo número de clases que el mes precedente.

Objetivo: En Sangham buscamos y anhelamos el Conocimiento y el acercamiento a las Múltiples Realidades que dormidas transitan por el Ser. La revelación-descubrir produce alegría, gozo y florecimiento del individuo en la Totalidad de su Unicidad. Tus historias, experiencias y sabiduría son tan valiosas y útiles como lo puedan ser las mías y siempre son bienvenidas. Todos nos nutriremos y aprenderemos los unos de los otros.

Qué traer: Una manta, una esterilla de yoga, un taco, un zafu (asiento-cojín para hacer meditación) y una cinta. Las cintas son instrumentos muy útiles y necesarios para una clase de yoga porque nos ayudan en y con los estiramientos más complejos.

Antes de venir a clase: Es mejor que lo hagas con más o menos dos horas de digestión. Con el estómago vacío o ligero podrás aprovechar mejor tu clase. Puede que necesites beber agua durante la clase, pero puede que te sientas mejor si lo haces antes, o mejor, después.

Qué vestir: Lleva ropa cómoda, elástica y que no sea demasiado ancha. Puedes traer también una toalla pequeña que te ayudará a secarte y a estar más cómodo-cómoda.